www.ifpilatina.org @ 2014  Todos los derechos reservados

El mercado de la música grabada en América Latina crece un 17.7% en 2017

 

En América Latina, los ingresos de la industria de la música grabada aumentaron un 17,7% (US $ 106.9m) hasta alcanzar US $ 709.4m en 2017, desde US $ 602.5m en 2016. Durante el año, la región presenta el siguiente perfil:

 

+ un aumento en los ingresos por derechos de comunicación a publico

+ un aumento en los ingresos totales de streaming

+ un aumento en los ingresos por streaming de audio por suscripción

+ una disminución en los ingresos por ventas de soportes físicos

+ y un aumento en los ingresos totales del mercado

 

El mercado de música de América Latina en 2017 se distinguió por los bajos niveles de ingresos por ventas de soportes físicos, un alto nivel proporcional de ingresos digitales (particularmente de streaming) y una alta proporción del ingreso general entregado por derechos de comunicación al público.

 

Ya bajos en proporción y cantidad absoluta, los ingresos por ventas de soportes físicos cayeron un 41.5% (US $ 39.3m) en América Latina en 2017 a US $ 55.4m. La venta de soportes físicos representó solo el 7.8% del total de los ingresos de la industria de la música grabada en la región, la proporción más baja para los ingresos físicos de cualquier región del mundo. Los ingresos digitales aumentaron un 37,2% (US $ 113,3 millones) para llegar a US $ 418,2 millones en 2017 desde US $ 304,9 millones en 2016. Las ventas digitales contribuyeron con el 59% de todos los ingresos de la industria en Latinoamérica en 2017.

 

Los ingresos por derechos de comunicación al público aumentaron un 16,6% (US $ 32,7 millones) hasta los US $ 230,1 millones en 2017, y la mayor parte de ese aumento provino de Argentina y Brasil. Los ingresos por concepto de derechos de comunicación al público han sido históricamente altos en América Latina y solo están disminuyendo su participación en el total del mercado en los ingresos generales debido a los recientes aumentos sustanciales en los ingresos por streaming.